Gilera: de hacer motos a tunear los scooters Piaggio

Hay marcas de motos que suenan a mito y a leyenda por más que actualmente sean un cero a la izquierda o su enseña se haya prostituido sin el más mínimo pudor. Hay otras que en cambio han sabido mantener viva la aureola de gloria o cuando menos los buenos recuerdos que vienen a la memoria al pronunciar su nombre.

Entre las primeras hay que colocar una firma italiana de toda la vida y que tras décadas de gloria y prestaciones ha terminado fabricando orinales con ruedas. Se trata de Gilera, marca que pertenece al grupo Piaggio y que ya no hace motos; hace scooters. De lo malo, de unos pocos años a esta parte ha comenzado a fabricar algunos scooters con algo más de proyección, aunque a la impactante Gilera GP 800 no se le pueda otorgar más mérito que el ser un sucedáneo inofensivo frente a la Yamaha T-Max 500:

Gilera GP 800

Me suena a la T Max... pero a pesar de su mucho mayor cilindrada, la Gilera GP 800 no es mejor que su rival japonesa

Qué lejanos están los tiempos en los que Gilera se batía el cobre en las calles y los circuitos (en muchas ocasiones en las calles, en cualquier caso) con las Saturno:

Gilera Saturno 500 1952

El "bialbero" de la moto de calle era a partir del que se desarrollaban las unidades de competición

Tan bonitas para la calle como para la competición en los 50:

Gilera Saturno Piuma

La Gilera Saturno Piuma era la variante de carreras. Su apelldo proviene del intenso trabajo de aligeramiento llevado a cabo a partir del modelo de serie.

En los 80, Piaggio apostó por volver a convertir a Gilera en una marca de referencia en el sector de las deportivas, y para ello introdujo atractivos modelos en segmentos estratégicos por aquel entonces como la categoría de las deportivas de 125 y las motos tipo Trail, con guiños al off-road pero perfectamente válidas sobre el asfalto.

De aquella no había scooters en su catálogo -para eso ya estaban Piaggio y sus Vespas- y todos los modelos se articulaban sobre la base de dos monocilíndricos, un dos tiempos de 125-200 cc. y un 4T de 500-600 cc. Hubo también un mono 2T de 250-300 cc. que no cosechó grandes éxitos, al ser esta una categoría penalizada fiscalmente en Italia como para merecer la pena el desembolso frente a las no mucho menos rápidas cuarto de litro.

Entre las 125, me gustaría destacar la MX-R: llevaba como la MX-1 el depósito bajo el motor, y el hueco donde normalmete va la gasolina estaba destinado a guardar un casco integral al aparcarla. Una idea muy inteligente, pues además de dotar a la moto de un importante argumento práctico, contribuía a baja el centro de gravedad y mejorar el reparto de masas:

Gilera 125 MXR

Válvula de escape, chasis, frenos y suspensiones de alta calidad... así eran las rabiosas 125 de los 80 y 90.

La ida de pinza llegó de la mano de la futurista CX, que sobre la misma base ciclística, y con el mismo hueco para el casco en lugar del depósito añadía una carrocería absolutamente futurista y de eficaz aerodinámica (de ahí lo de CX), aunque no tuvo demasiada suerte en el mercado, porque el joven público de las 125 estaba más interesados en la máxima deportividad que en los alardes de diseño. Otra curiosidad de esta moto era la suspensión delantera por monobrazo, más espectacular que eficaz a juzgar por las opiniones de quienes la probaron en la época. Hoy en día creo que no parece tan fea. Es el problema de adelantarse demasiado a tu tiempo:

Gilera CX

La Gilera CX vista desde la derecha...

Gilera CX 125

... que no tiene nada que ver si la observamos desde el lado contrario

Entre las Gilera “gordas” destacaba la “nuova” Saturno 500, una monoposto súperdeportiva de impecable estética, llena de detalles que recordaban a lo mejor de la tradición clásica italiana, como el escapa elevado pintado en negro y aspecto de megáfono, o el carenado tipo burbuja con faro redondo, reivindicando un refinamiento estético alejado de las chillonas combinaciones multicolor de las deportivas japonesas de la época:

Gilera Saturno 500 nuova

Su atractiva estética la ha convertido en una moto de colección bastante cotizada

Lo cierto es que con la perspectiva que da el paso de los años, aquellos monocilíndrico de 4T de Gilera no estaba a la altura en cuanto a robustez y fiabilidad. Las motos en las que se instalaba, tampoco. De hecho es difícil cruzarse con una de las numerosas trail que en su momento se vendieron bastante bien -la Saturno siempre fue un modelo raro de ver- y sin embargo ahí siguen dando el callo en el día a día las Yamaha XT y Honda XR coetáneas.

Tras aquellos años, en los que parecía que el resurgir de Gilera iba en serio, Piaggio decidió aprovechar el tirón deportivo de la marca para hacer versiones “racing” de sus scooters de 50 y 125 cc. La estrategia ha debido irles bien porque siguen en ello, aunque con la escalada de cilindradas experimentada por los scooters en los últimos años ha “clonado” modelos de origen Piaggio más grandes, como la Gilera Fuoco 500 de tres ruedas (basada en la Piaggio MP3) o las Nexusen 300 y 500 cc. Aprilia y Derbi también han caído en la impersonal órbita de la economía de escala puesta en marcha por Piaggio, e incluso en el caso de la marca catalana todavía más bajo, porque sus motos ni siquiera poseen diseño propios… dos pegatinas y a correr . Huele a táctica chunga aprendida de Fiat, que ha hech0 lo mismo con Alfa Romeo y Lancia… y se dispone a repetirlo con Chrysler y Jeep. Qué pena.

Además, un equipo de competición que ponía Gilera pero olía a Aprilia -como Derbi (sic)- remató últimamente el espíritu genuino de la marca de los dos aros, aunque por lo menos sirvió para proclamar campeón al prometedor Marco Simoncelli:

Simoncelli sobre la Gilera 250 con la que se proclamó campeón del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De lo malo siguen funcionando, hay gente que sigue comiendo de su tirón y quizá en la adaptación esté la única estrategia válida…

¡Pero es una pena que hoy en día ya no haya en el mercado Gileras de verdad!

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s